Cómo usar la piedra para Gua sha de Jade verde


El Jade verde ha sido una piedra venerada por muchas culturas. Los Mayas la usaban como protección para enfermedades de riñón o vesícula. Ya que su nombre significa: "piedra del riñón".

En China es una piedra sagrada y su significado es "Joya imperial".

El Feng Sui relaciona al Jade verde con el 4 chakra, el chakra del corazón. Y si relaciona de manera directa con la salud emocional.
Las mariposas talladas en Jade verde suelen regalarse como símbolo de amor en China.
También elimina las malas energías de casa si la tienes tallada como objeto decorativo.

Su relación con la armonía y el equilibrio hace de él un material perfecto para usar en sesiones de Gua sha.
El Gua sha es un tipo de masaje que forma parte de la medicina china. Se usa una piedra en este caso de jade verde para realizar el masaje por rostro, cuello, cervicales, nuca y hombros con movimientos suaves y lentos. Suele quedar la piel un poco enrojecida. Es normal.
También hay quién la usa para manos y pies.

La intención de este masaje es activar la circulación y destensionar y relajar los músculos faciales. A parte de aplicar presión, también estiras los músculos de la cara por lo que la expresión se vuelve más relajada y luminosa.
Es como cuando haces estiramientos de otros músculos del cuerpo. 
Lo ideal es realizarlo con un sérum o aceite facial para ayudar al deslizamiento de la piedra.

Potencia el drenaje linfático y también va genial para aquellas personas que tienen mucha tensión muscular, aprietan los dientes o sufren de migraña o dolores de cabeza fuertes. 

Su cuidado es fácil. Limpiar la piedra con agua tibia y jabón neutro y secarla bien.

Esta diseñada especialmente para la cara lo que hace que se necesite un poco más de práctica para usarla pero nada que no se arregle con práctica y unos cuantos videos de Youtube. A parte, he podido ver que se están impartiendo un montón de cursos de masaje Gua sha, para aquellas que les interese ponerse más a fondo en el tema.