Limpiador de lengua cobre
Limpiador de lengua cobre

Limpiador de lengua cobre

Precio habitual €8,40

La superficie de nuestra lengua está constantemente produciendo una pátina compuesta de células muertas, restos de comida y cientos de miles de bacterias, vivos y muertos, junto con productos químicos como el azufre producido por estas bacterias.

Varios estudios han llegado a la conclusión de que existe una concentración media de 100 bacterias por célula epitelial de la lengua, una población bacteriana muy densa.
Si se deja en la lengua, esta película se vuelve espesa y forma una de las principales causas del mal aliento. Como efecto secundario, cuando las papilas gustativas están cubiertas de escombros y productos químicos, incluso el sentido del gusto se verá afectado.
Este sabor desagradable aumenta cuando se añaden ciertos alimentos o bebidas y pequeñas cantidades que se añaden a este popurrí ya presente en la superficie de la lengua. 

Cepillarse la lengua con un cepillo de dientes ayuda de alguna manera para reducir el recubrimiento de la lengua, pero el rascador es mucho más eficaz. 

Usar este rascador de lengua es fácil y rápido.
Coloca el rascador en la parte inferior y en el medio de la lengua, teniendo cuidado de no ir demasiado atrás, donde hay muchas papilas, y sigue por delante  eliminando suavemente la capa de residuos.
Enjuaga el raspador con agua corriente. Luego limpia suavemente los lados de la lengua. No hay necesidad de raspar fuerte.
Repite el proceso hasta que ya no ve ninguna pátina. Luego enjuaga la boca con agua.

Es aconsejable hacer esta operación mañana y noche . Si sientes molestias en la boca, como sequedad o sabor desagradable, la limpieza de lengua puede ser un punto de inflexión para mejorar esas molestias.
Es una buena práctica, especialmente si has tenido un época de estrés ya que con ello aumenta la densidad de bacterias en la lengua.

El limpiador va con una bolsita de algodón para guardarlo.